Imágen descriptiva

El Hospital Costa del Sol presenta un grupo de trabajo con el Distrito de Atención Primaria para la implantación de un programa de Rehabilitación Cardíaca

05/04/2022

 

Imagen Noticia

El Servicio de Cardiología del Hospital Costa del Sol, en colaboración con el Distrito de Atención Primaria Costa del Sol, han presentado un grupo de trabajo internivel para la implantación de un programa de Rehabilitación Cardíaca (RC), para garantizar así la continuidad asistencial a pacientes de esta área con cardiopatía isquémica e, incluso, para los que sufren insuficiencia cardíaca. Durante esta sesión, los profesionales han tenido la oportunidad de inscribirse para trabajar conjuntamente con el hospital en la implantación de este proyecto. Se trata de procurar para estos pacientes una atención sanitaria continuada y coordinada que mejore, no sólo su situación clínica minimizando los factores de riesgo, sino también su calidad de vida.

La cardiopatía isquémica, sigue siendo en la actualidad la causa más frecuente de muerte en España, siendo, según la OMS, algo prevenible en más del 50% de los casos, a través de la implantación de programas de control de los factores de riesgo cardiovascular, al igual que de programas de rehabilitación, en pacientes que ya hayan presentado, algún evento agudo, como puede haber sido un infarto de corazón

Esta semana ha tenido lugar en el salón de actos del hospital Costa del Sol la cuarta sesión organizada por el Servicio de Cardiología a la que han asistido profesionales de atención primaria. Durante esta jornada -resumen de las anteriores- ofrecida por el cardiólogo y responsable de la consulta de RC del hospital, Pedro Chinchurreta, se ha dado a conocer la importancia de la implantación de un programa de estas características, cómo se realizaría el control de los factores de riesgo de estos pacientes por parte de atención primaria una vez han pasado por el programa de rehabilitación cardíaca hospitalario, cuáles son las principales limitaciones y recursos para poner en marcha una unidad de rehabilitación cardíaca de forma coordinada y qué se hace hasta el momento en el hospital con estos pacientes, entre otras cuestiones.

Además, durante esta sesión bajo el nombre de ‘Proyecto de control de factores de riesgo y rehabilitación cardíaca en Atención Primaria’ también se ha dado a conocer un ejemplo de programa de estas características para pacientes con cardiopatía isquémica de bajo riesgo, implantado por el único centro de salud de nuestra provincia que lo dispone, que es el Centro de Salud de Carranque en Málaga. Esta presentación ha sido ofrecida por el médico de atención primaria de este centro, Carlos Bravo, que lo puso en marcha hace ya más de 20 años.

A esta jornada, inaugurada por el director gerente del Hospital Costa del Sol, Antonio Luis Cansino, también han asistido el director del servicio de Cardiología del hospital, Francisco Ruiz Mateas; los directores médicos y médico quirúrgico, Pedro Medina y Adolfo Galán y la responsable de la unidad de enfermería del área de Cardiología, Marina Carrasco. Por parte del distrito también asistieron su directora gerente, Elena Ayllón; la directora médica, Belén Lozano y la directora de Cuidados, Carmen Cuenca.

En palabras de Pedro Chinchurreta, “la rehabilitación cardíaca, como dejan claro todas las guías clínicas de actuación cardiológicas actuales, es indicación IA, lo cual significa que cuenta con el aval de la máxima evidencia de su eficacia a través de su demostración en múltiples ensayos clínicos, convirtiéndose en un tratamiento de obligada disponibilidad para cualquier centro donde se atiendan pacientes con cardiopatías”. En este sentido, estos programas, como se remarca en la presentación “han demostrado mejorar de manera muy importante la capacidad funcional de los pacientes y, por ello, su calidad de vida. Igualmente disminuyen de manera paralela su mortalidad en más de 30% de los casos”. En los múltiples registros existentes, se observa en la mayoría de los pacientes atendidos con infarto de corazón, cómo tras la realización de estos programas, se encuentran mucho mejor que antes de haber sufrido el infarto y, además, ya conocen perfectamente la patología y están educados en la prevención y control de los factores de riesgo. “La probabilidad de que un paciente vuelva a tener un nuevo evento isquémico agudo en el primer año es aproximadamente de un 20%; con la participación en estos programas, lo podemos reducir al 3-4%”, señala.

 

Consulta de Rehabilitación Cardíaca en el Hospital Costa del Sol

El Hospital Costa del Sol dispone de una consulta de RC dirigida por Pedro Chinchurreta desde el año 2017, en la cual, se atiende a los pacientes  con cardiopatía isquémica de alto riesgo que han sido dados de alta de la unidad de hospitalización del Hospital Costa del Sol, tras haber presentado algún tipo de infarto de corazón y haber sido tratados con las técnicas necesarias (cateterismo y angioplastia, cirugía cardíaca, etc-), se analizan y controlan los factores de riesgo cardiovasculares, se estratifican para poder prescribir actividad física (ambulatoria o presencial en el Hospital Universitario Clínico de la Victoria) y se les ofrece educación para la salud para, a los tres meses, volver a citar en esta consulta y comprobar los resultados. Éstos son posteriormente citados para un nuevo control y revisión aproximadamente al año desde que se produjo el evento isquémico agudo.

Paralelamente a esta consulta se está trabajando en diferentes líneas para la implantación definitiva de la Unidad de Rehabilitación Cardíaca, entre ellas, la creación de circuitos de derivación con la unidad de Rehabilitación del Hospital Costa del Sol y el grupo de trabajo con atención primaria para la continuidad asistencial, control seguimiento de estos pacientes, principalmente en la revisión anual en pacientes que sean de bajo riesgo.

El objetivo es, según Chinchurreta, “continuar trabajando en todos estos ámbitos, implicando a los distintos profesionales que trabajan en las unidades de RC como rehabilitadores, fisioterapeutas, nutricionistas, urólogos, psicólogos, endrocrinos, etc, y profesionales de atención primaria, creando los circuitos de derivación y los programas de educación para la salud, estandarizando criterios clínicos en todos los procesos por donde pasa el paciente, para así también, evitar duplicidades, acercándolos, además, la atención a los centros de salud, una vez controlada la patología. Todo ello, minimizando además los riesgos de que se vuelvan a producir eventos agudos y mejorando su calidad de vida”. Otra parte fundamental es el espacio físico-gimnasio que está previsto en las obras de ampliación del hospital para, una vez disponer de él, poder implantar definitivamente la Unidad de Rehabilitación Cardíaca.

Este hospital atiende aproximadamente unos 1.000 pacientes al año con síndromes coronarios agudos de los cuales, un tercio de ellos, podría beneficiarse de este programa.

 

RSS de esta página