Imágen descriptiva

El ‘Programa Cicerón’ de la Unidad de Salud Mental Comunitaria y el Hospital Costa del Sol elabora unas infografías para mejorar la prevención del suicidio

28/06/2021

 

Imagen Noticia

La Unidad de Prevención e Intervención Intensiva en Conducta Suicida UPII Cicerón’ - proyecto de colaboración entre la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Hospital Universitario Virgen de la Victoria y el Hospital Costa del Sol y primera en Andalucía de estas características- ha elaborado una serie de infografías con recomendaciones dirigidas a usuarios/as, familiares y allegados/as para la prevención de la conducta suicida con el objetivo de mejorar la atención al alta de la unidad de Urgencias del paciente en crisis suicida. Con ello, pretende facilitar recursos digitales que informen de las recomendaciones e indicaciones preventivas para evitar el riesgo de repetición de conductas suicidas y de los recursos existentes en nuestra comunidad que prestan ayuda, apoyo y soporte en situaciones de crisis.

 

 

Esta iniciativa se incluye en el seno de las cinco líneas estratégicas de este proyecto, de las cuales, la línea tres, está dedicada al desarrollo e implementación de intervenciones preventivas basadas en la evidencia y buenas prácticas con el objetivo de mejorar y optimizar la atención sanitaria del paciente en riesgo de suicidio. Además, el hecho de proporcionar información a pacientes y familiares sobre el modo de actuar ante situación de crisis y sobre teléfonos de contacto de emergencia forma parte de las recomendaciones con más evidencia clínica recogidas en las principales guías de prevención e intervención del SAS (Servicio Andaluz de Salud) y del SNS (Sistema Nacional de Salud) y es uno de los requerimientos de la Joint Commission Goal.

 

Para el responsable de la ‘UPII Cicerón’, coordinador de la Unidad de Salud Mental Comunitaria (USMC) de Marbella dependiente de la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Salud Mental del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga y psicólogo clínico, Miguel Guerrero Díaz, “en definitiva, buscamos mejorar la seguridad del paciente y de la información a sus familiares y allegados e involucrar al entorno sociofamiliar en su plan de seguridad. Se trata, además, de empoderar al usuario con herramientas y que conozca dónde encontrarlas para que, en caso de nueva crisis, sepa actuar de forma preventiva y pida ayuda antes de ponerse en peligro nuevamente”.

 

En la elaboración y creatividad de estos materiales ha participado la psiquiatra de la UGC de Salud Mental Comunitaria y de su programa de enlace en el Hospital Costa del Sol, Carmen Barrionuevo.

 

Estas infografías/documentos que se denominan ‘Recomendaciones dirigidas a usuarios, familiares y allegados para la prevención de la conducta suicida”, constan de dos partes en función de si se es usuario o familiar-allegado.

 

Se trata de un cartel con dos códigos QR. El primero conduce a información dirigida al usuario/a que ha sido atendido en Urgencias por la psiquiatra de enlace Salud Mental y a una lista de recomendaciones preventivas basadas en la evidencia y buenas prácticas. Además de las indicaciones terapéuticas incluidas en el informe de alta del usuario, éstas refuerzan el plan de seguridad e informa de qué actividades y conductas ayudan a prevenir la crisis suicida. Del mismo modo, se le habilita información sobre apoyo social externo y teléfonos de interés donde llamar en caso de necesidad. “Tener información de dónde poder acudir en caso de urgencia y con qué recursos puede contar para evitar el sentimiento de soledad y desamparo resulta sumamente preventivo. En momentos de crisis, es importante disponer de información sencilla y accesible que conecte a la persona con el sistema de apoyo social y sanitario de forma automática”, destaca Miguel Guerrero. En este sentido, se informa al usuario de qué señales de alerta debe atender, para una vez los haya identificado, pueda pedir ayuda y vuelva a acudir a un dispositivo sanitario de forma urgente.

El segundo código QR, lleva al familiar o allegado del usuario a una serie de recomendaciones en este caso dirigidas a informar y educar. Se especifica cómo actuar en caso de nueva crisis, qué hacer y qué no hacer en los momentos posteriores al alta, tras acudir a urgencias por tentativa suicida. Además, orienta al familiar a cómo encarar la crisis, dado que para ellos mismos supone muchas veces un acontecimiento estresante y doloroso. “Los familiares y amigos tienen un papel positivo como agentes preventivos y deben colaborar en la recuperación y prevención de recaídas. Son un recurso que debemos utilizar para ayudar al paciente”, subraya el coordinador de la UPII Cicerón.

Esta información será entregada y ofrecida por los propios profesionales de esta unidad al alta del paciente con su correspondiente informe clínico. En este sentido, se les ofertará la opción de capturar estos códigos QR con su dispositivo móvil para que tengan acceso a estos recursos. De esta forma los usuarios/as pueden disponer de esta información de forma automática incorporada a su teléfono de forma rápida, ágil y accesible. Asimismo, este material está disponible en la página web corporativa de la Agencia Sanitaria Costa del Sol www.hcs.es en al apartado de ciudadanía con el nombre de Recomendaciones Prevención Suicidio y en la cuenta de la propia Unidad, @UPII_Ciceron.

Para aquellas personas que no dispongan de dispositivos móviles o tengan dificultades en su manejo se les ofrecerá copia impresa en formato cartelería/folleto con la información completa.

Desde esta unidad han querido ofrecer un mensaje a la población destacando que “el suicidio se puede prevenir; no estás solo, podemos ayudarte”. Según sus palabras, “todos somos responsables de prevenir el suicidio y cualquier persona puede, con su apoyo, escucha y acompañamiento salvar vidas. Hay que ser sensible y tener conciencia de la gravedad de este fenómeno social y mostrar compasión con las personas que sufren emocionalmente. Puede pasarle a cualquiera y debemos cuidar de aquellas personas cercanas que puedan estar pasándolo mal y pensando en su muerte como salida”. Por su parte, a los profesionales, han querido trasladar la “enorme importancia de que se formen y adquieran capacidad y habilidades para un correcto abordaje del paciente en riesgo de suicidio y sean igualmente sensibles a estas demandas. La responsabilidad no es exclusiva del servicio de Salud Mental, sino que todos los sanitarios deben implementar en su práctica clínica habitual creencias y conductas proactivas, tolerantes y respetuosas y empatizar con el dolor que supone a usuarios y familiares la conducta suicida”.

A través de estas líneas quieren también “agradecer a Prevensuic, programa de prevención, divulgación y formación de la  Fundación Española para la Prevención del Suicidio, “por la magnífica app dedicada a la prevención del suicidio en pacientes, familiares y profesionales. Gratuita y muy completa y, además, a Teresa Pérez, enfermera Salud Mental del Hospital Regional de Málaga, por su trabajo en esta línea de intervención”.

 

 

RSS de esta página